• Logo Biblioteca de la Universidad de Sevilla
  • Páginas

  • Categorías

  • RSS GME RSS

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Archivo de MATBUS

  • Comentarios recientes

    Melanicastillo en Sofía XT, una web para mejorar…
    Nahomi Lucero Azuara… en Nahomi Lucero Azuara, de Tamau…
    La Guía de Matemátic… en La Guía de Matemáticas cumple…
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 122 seguidores

Alberto Pedro Calderón, derivadas e integrales que revolucionaron las matemáticas

Hoy se cumplen 96 años del nacimiento del ingeniero y matemático argentino Alberto Pedro Calderón.

Natural de Mendoza, su nombre se relaciona con la Universidad de Buenos Aires, pero principalmente con la Universidad de Chicago, donde Calderón y su mentor, Antoni Zygmund, comenzaron una de las colaboraciones más largas en la historia de las matemáticas.

Ingeniero Civil por la Universidad de Buenos Aires desde 1947, trabajó en el laboratorio de investigación de la división de geofísica de la compañía petrolera estatal, YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales).

Conoció al matemático español Julio Rey Pastor y a su colega y compatriota Alberto González Domínguez, de quien fue ayudante en la entonces Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

En 1948 asistió al seminario que dictó el maestro Antoni Zygmund que se hallaba visitando la Facultad de Ciencias, y este propuso a Calderón acudir con él a la Universidad de Chicago para trabajar bajo su dirección. Allí se doctoró en 1950.

En 1951, en colaboración con A. Zygmund, publicó en el Acta Mathematica el ftrabajo On the existence of certain singular integrals, donde aplican sus resultados para extender un teorema de Kellogg sobre el potencial newtoniano que contenía el germen de la aplicación de las integrales singulares a las ecuaciones diferenciales parciales.

Siete años después, cuando se encontraba en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), publicó uno de sus más importantes resultados, sobre la unicidad de solución al problema de Cauchy para ecuaciones diferenciales parciales.

En 1965 obtiene un resultado sobre conmutadores de integrales singulares que permite eliminar condiciones de Lipschitz sobre los coeficientes de las ecuaciones diferenciales.

Fue galardonado con varios galardones tales como el Premio Wolf y el Premio Leroy Steele (1989), la Medalla Nacional de Ciencia de Estados Unidos (1991) o el Premio Konex (1983 y 1993).

Leer más:

http://www.eleconomistaamerica.com.ar/politica-eAm-ar/noticias/7823092/09/16/Alberto-Pedro-Calderon-derivadas-e-integrales-que-revolucionaron-las-matematicas.html

Cinco curiosidades matemáticas de Google

google_matematicas

Los fundadores de Google destacan por su gusto por las matemáticas, y una prueba de ello es el propio nombre del buscador. La palabra “Google” está inspirada en el término “googol” (gúgol, en español), que designa al número compuesto por un uno seguido de 100 ceros (10100).

Otras cinco curiosidades sobre las matemáticas relacionadas con Google son estas:

Graficador 2D-3D

Google nos permite representar gráficamente funciones de una y dos variables a través del propio buscador. Sólo hay que introducir la función a representar en la caja de texto habitual, como si fuéramos a realizar una búsqueda cualquiera, y Google nos mostrará una representación gráfica de nuestra función y los resultados de búsqueda asociados a la misma.

Doodles matemáticos

Los doodles son cambios en el logotipo de Google, cuyo principal objetivo es celebrar algún evento que se esté produciendo en ese momento o recordar alguna fecha importante.

Entre ellos, ha habido unos cuantos dedicados a las matemáticas y a matemáticos. Por ejemplo, hay doodles dedicados al número Pi, a Isaac Newton, a Pierre de Fermat, a Leonhard Euler o a Maria Gaetana Agnesi, pero destaca el dedicado a Alan Turing por el centenario de su nacimiento, el 23 de junio de 2012.

Recompra “alfabética”

A mediados de 2015, Google se convirtió en Alphabet, pasando a ser la filial de internet de ésta. Y en octubre de ese mismo año, Alphabet anunció una recompra de parte de sus propias acciones por unos 5000 millones de dólares. Concretamente, la cifra era la siguiente: 5,099,019,513.59 dólares. Esa cifra coincide con los doce primeros dígitos de la raíz cuadrada de 26, con el punto decimal colocado de manera conveniente. Y, también  el alfabeto inglés (“alphabet”) tiene 26 letras.

Una e-oferta

Sobre 2004, se encontraron carteles publicitarios en los que aparecía el siguiente mensaje:

www.{primer primo de 10 dígitos consecutivos del desarrollo de e}.com

Buscando entre los decimales del número e, 2.718281828459045235360287471…, el primer conjunto de diez decimales consecutivos que forman en sí mismo un número primo, se puede ver que los decimales del 99 al 108 forman el número 7427466391, que efectivamente es un número primo.

Si después se accedía a http://www.7427466391.com, en dicha página nos encontrábamos un nuevo acertijo en el que se nos mostraban, en este orden, los números 7182818284, 8182845904, 8747135266 y 7427466391, y se nos pedía encontrar cuál sería el siguiente número de dicha secuencia.

Pujas “extrañas”

En 2011, Google intentó hacerse con un paquete de patentes propiedad de Nortel, una compañía canadiense de telefonía. En principio estaba dispuesta a pagar unos 900 millones de dólares, pero hubo que hacer ofertas mayores. La primera que se realizó fue la siguiente: 1,902,160,540 dólares. Esa cantidad es, redondeando, mil millones de veces la constante de Brun B2, que es la suma de los inversos de los primos gemelos.

Google realizó una nueva puja, esta vez por la cantidad de 2,614,972,128 dólares, que mil millones de veces la constante de Meissel-Mertens.

Se realizaron ofertas por cantidades aún mayores. La puja superó los 3000 millones de dólares, y ahí Google hizo una nueva oferta: 3,141.59 millones de dólares, claramente relacionada con el número Pi.

Al final Google se retiró de la subastay las patentes se vendieron por 4.500 millones de dólares.

Fuente:

http://elpais.com/elpais/2016/09/09/el_aleph/1473425082_371728.html

A %d blogueros les gusta esto: