• Logo Biblioteca de la Universidad de Sevilla
  • Páginas

  • Categorías

  • RSS GME RSS

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Archivo de MATBUS

  • Comentarios recientes

    Danza y matemáticas… en Danza y matemáticas
    eformacionic en “LaLiga Santander Explic…
    Universidad Nacional… en Universidad Nacional de Costa…
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 129 seguidores más

Elogio de las matemáticas

Las matemáticas y la lógica han ido de la mano a lo largo de la historia de la humanidad.

Pitágoras fue el primero que conjugó en su enseñanza oral el arte del pensamiento matemático.

Muchos siglos después, Galileo abrió el horizonte de la ciencia matemática moderna al afirmar que el verdadero conocimiento reposa sobre la lectura del gran libro del universo.

A comienzos del siglo XX, Bertrand Russell mostró la identidad entre la lógica y las matemáticas. Ambas tan solo difieren como un niño de un adulto: la lógica es la juventud de las matemáticas y las matemáticas la madurez de la lógica.

La cuarta revolución industrial que hoy vivimos, es impensable sin esta aventura matemática desde Pitágoras hasta nuestras días. Más aún, es el poder de este conocimiento físico-matemático asociado a la tecnología el que ha hecho posible dicha revolución.

Los países que mejor han gestionado la crisis del coronavirus son los que tienen planes ambiciosos para la promoción de los estudios en las áreas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). En China, por ejemplo, más de la mitad de sus jóvenes eligen grados universitarios asociados a estos ámbitos de conocimiento; en cambio, en España no son más del 10%.

En estas situación, la posibilidad de que la juventud española pueda cursar un Bachillerato de Ciencias Sociales o un Bachillerato Tecnológico en el que esté ausente el gran libro de las matemáticas es incoherente desde un punto de vista lógico.

Traería consigo alumnos menos formados con dificultades para cursar sus estudios superiores y una mayor tasa de abandono en estos estudios.

Fuente:

https://www.eleconomista.es/ecoaula/noticias/10562899/05/20/Elogio-de-las-matematicas.html

Ida Rhodes, el poder de la mujer-máquina

La matemática Ida Rhodes (1900-1986)  fue partícipe y profeta de una revolución computacional que se inició en la década de los cuarenta del pasado siglo.

El pasado 15 de mayo se cumplieron 120 años de su nacimiento en un pequeño pueblo del sudoeste de Ucrania.

Emigró con su familia a Estados Unidos antes de la Primera Guerra Mundial y pudo estudiar matemáticas gracias a una beca de la Universidad de Cornell.

En 1940, se sumó a una iniciativa que supuso el inicio de su brillante carrera: el Proyecto de las Tablas Matemáticas.

Proporcionaba puestos de trabajo públicos para fines tan diversos como la realización de labores de costura, encuadernación, construcción de infraestructuras civiles, o la realización de cálculos matemáticos. El Proyecto empleó a unos 450 matemáticos para completar tablas de diversas funciones de utilidad en arquitectura e ingeniería.

El trabajo se centraría, hasta el final de la guerra, en proporcionar estimaciones fiables para la marina y en apoyar programas de investigación militar.

Tras la guerra, sus miembros más destacados se incorporaron a los recién fundados National Applied Mathematics Laboratories en Washington.

Rhodes fue una de las primeras en unirse a esta nueva institución, en 1947. Elaboró los primeros programas (en un lenguaje llamado C-10) para gestionar datos censales, así como distintas aplicaciones para la Seguridad Social.

En su artículo Syntactic Integration Carried Out Mechanically, destacó la imposibilidad de conseguir una traducción perfecta, y definía el objetivo de un traductor (mecánico o humano) como la integración sintáctica. Hizo un gran esfuerzo por listar y catalogar los errores más comunes cometidos en este tipo de procesos. Al abordar este problema, Rhodes hizo evidente la necesidad de establecer consorcios de cooperación y concebir la tarea científica como un objetivo universal, al servicio de la humanidad.

Leer mas:

https://elpais.com/ciencia/2020-05-19/ida-rhodes-el-poder-de-la-mujer-maquina.html

Andréi Márkov: cadenas matemáticas para luchar contra las epidemias

En las epidemias, la incertidumbre de cuándo llegará (o llegó) el pico y cuánta gente va a ingresar en el hospital la próxima semana invita a emplear una variedad de modelos matemáticos llamados cadenas de Márkov, así llamadas por el matemático ruso Andréi Andréyevich Márkov.

Nacido en Riazán el 14 de junio de 1856, Márkov fue el mayor de los dos hijos varones en una familia numerosa. A pesar de su delicada salud, destacó en Matemáticas desde los estudios secundarios.

Estudió en la Facultad de Física y Matemáticas de la Universidad de San Petersburgo, donde recibió la influencia del brillante matemático Pafnuty Lvovich Chebyshev.

Se graduó en 1878, fue profesor en la universidad y logró el doctorado en 1884.

En 1900 empezó a interesarse por la teoría de probabilidad, en la que obtuvo resultados muy brillantes, y descubrió las cadenas que llevan su nombre.

De manera intuitiva, una cadena de Márkov en tiempo discreto es un proceso estocástico que evoluciona en tiempo discreto y tiene la propiedad que dice: “el futuro depende de lo que pasa en el presente, pero no del pasado estricto”.

Así, tendremos unos estados E₁, E₂, E₃,… de forma que se pasa de uno a otro por una matriz de transición en una etapa. La cardinalidad del conjunto de estados es numerable, es decir, es un conjunto finito o con la misma cardinalidad que los números naturales.

La matriz de transición en cada etapa tiene como elementos a las probabilidades de paso de un estado a otro cuando el proceso evoluciona desde una etapa n a la etapa siguiente n+1. Por tanto, está compuesta de números reales positivos entre 0 y 1, de manera que la suma de cada fila o columna, según la disposición de los estados inicial (en la etapa n) y final (en la etapa n+1), es 1.

Márkov fue una persona comprometida políticamente en una época, principios del siglo XX, muy agitada en Rusia.

Murió en San Petersburgo el 20 de julio de 1922.

Fuente y más información:

https://theconversation.com/andrei-markov-cadenas-matematicas-para-luchar-contra-las-epidemias-138986

A %d blogueros les gusta esto: