• Logo Biblioteca de la Universidad de Sevilla
  • Páginas

  • Categorías

  • RSS GME RSS

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Archivo de MATBUS

  • Comentarios recientes

    AmongNosotros en Se inspira en el juego ‘Among…
    Jorge en Se inspira en el juego ‘Among…
    Curiosidades del núm… en Grandes curiosidades del númer…
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 132 seguidores más

Modelo matemático estimó que 6.400 muertes por coronavirus en México no se han sumado a la cifra oficial

El último informe estima que 16.448 personas han muerto en México por el coronavirus, pero un modelo matemático elaborado por los catedráticos Raúl Rojas de la Universidad Libre de Berlín y Rafael Gamboa del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) estimó que el número real podría superar los 22.000 fallecimientos, además de calcular que llegarían a los 35.000 a principios de julio.

Se han basado en el llamado nowcasting (estimación del presente) del Instituto Robert Koch (IRK), de acuerdo con el estudio presentado por El Universal. Las cantidades que toma en cuenta el IRK es el número de contagios registrados el día anterior y la tasa de crecimiento o decrecimiento de los mismos (Factor “R”).

También hicieron evidente que hay un retraso administrativo en la notificación de las muertes que podría interferir también con el estudio.

Han efectuado un ajuste estadístico de las muertes hasta el 11 de junio, cuando se reportaron 15.994 fallecimientos. El cálculo arrojó entonces que un total de 6.429 casos adicionales podrían estarse sumando en los días siguientes, por lo que el total real del 11 de junio pudo hacer sido hasta de 22.400 casos.

El crecimiento promedio de las muertes habría sido del 2.9% por día en los últimos 20 días para un factor R de 1.12, lo que significa que hasta 21.000 fallecimientos nuevos podrían sumarse a la cifra del 1 de julio. De mantenerse únicamente con un factor R de 1.0, podrían sumarse 15.000 fallecimientos adicionales al 1 de julio.

Fuente:

https://www.infobae.com/america/mexico/2020/06/13/modelo-matematico-estimo-que-6400-muertes-por-covid-19-en-mexico-no-se-han-sumado-a-la-cifra-oficial/

Zonas verdes: una respuesta matemática a la reactivación de las economías locales

Tras meses de confinamiento social y estrictas reglas sanitarias dictadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los gobiernos mundiales ahora enfrentan el reto de la reactivación económica.

Ante ello, el matemático Miquel Oliu-Barton, profesor asociado de matemáticas en la Université Paris-Dauphine, desarrolló una estrategia conocida como “zonas verdes”, un plan para que las ciudades retomen sus actividades económicas y sociales.

El estudio, en el que además participaron Bary Pradelsky, profesor asociado de economía del Instituto Oxford-Man, y Luca Attia, de la École Polytechnique de Francia, se basa en dos elementos primordiales: en la identificación de zonas verdes de una localidad que no hayan presentado contagios por coronavirus y en cómo, progresivamente, se unificarán cada una de las zonas verdes detectadas.

Los tres especialistas encargados de la estrategia matemática muestran cómo esos territorios podrían unificarse rápidamente en un periodo no mayor de dos a cuatro meses.

La condición de estas zonas verdes es que las actividades económicas y sociales solo se realicen dentro de esa área, sin que la población tenga que salir a otra ciudad cercana hasta que la unificación de las diversas zonas, etiquetadas como verdes, se unifiquen poco a poco y por completo.

En México, el 16 de mayo, la Secretaría de Salud presentó una estrategia similar a la propuesta elaborada por estos matemáticos y economistas. El plan de reactivación de actividades se conoce como “Municipios de la Esperanza”, nombrado así por la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los Municipios de la Esperanza son comunidades que en los últimos 28 días no tuvieron focos de infección y cuyas localidades aledañas tampoco presentaron contagios por coronavirus.

Uno de los problemas que enfrenta la actividad económica en México es la centralización de las actividades económicas en contadas ciudades del país donde se concentra la gran mayoría de la productividad.

Entre las entidades que junto con Ciudad de México tienen la mayor actividad económica en el país se encuentran Monterrey, Guadalajara y Puebla.

Para iniciar con la transición del regreso a las actividades económicas y sociales, Miquel Oliu-Barton, Bary Pradelsky y Luca Attia toman como muestra el número poblacional de una comunidad. Parten con 10,000 habitantes donde la mayoría de la gente trabaja en una fábrica local o dentro de esa ciudad.

De acuerdo con los especialistas creadores de esta estrategia, el resultado de una zona verde podrá variar de un país a otro y podrá cambiar todo el tiempo, pero también posibilita la interacción en reuniones de menos de 50 personas.

Entre las ventajas de esta estrategia está la minimización de daños a la economía con la reapertura de zonas con fuertes lazos económicos, además de minimizar el impacto social ante las medidas de distanciamiento que la OMS recomendó aplicar.

La última semana de mayo, el presidente de México anunció que en el país se había perdido medio millón de empleos por la epidemia.

La reincorporación a la actividad en México viene acompañada de un gran miedo por liberar los municipios y ciudades antes de tiempo y sin haberse realizado las pruebas necesarias que comprueben que la gente está sana y que no existen nuevos focos de infección.

Leer más:

https://newsweekespanol.com/2020/06/zonas-verdes-una-respuesta-matematica-a-la-reactivacion-de-las-economias-locales/

¿Estamos solos en el universo? Una respuesta matemática

Partiendo de que la vida y la inteligencia son posibles, dado que se han producido al menos una vez, ¿cuánto tiempo suele tardar la vida en surgir? y ¿cuánto suele pasar hasta que de esa vida surge una inteligencia?

La aproximación más conocida es la famosa ecuación de Drake. Aunque existen algunas variantes de la misma, plantea que para calcular el número de civilizaciones esperables en nuestra galaxia, tenemos que multiplicar: el ritmo de formación de nuevas estrellas, el porcentaje de estas que tienen planetas, el número de planetas de media que tienen cuando los desarrollan y el porcentaje donde puede surgir vida.

Pero no se puede sacar demasiada información de un único evento. En casos de indecisión podemos recurrir al principio de mediocridad, que, en igualdad de condiciones, la opción más mediocre es la más probable.

El principio de mediocridad funciona relativamente bien en una dirección, cuando conocemos qué es lo más frecuente y nos piden que hagamos una predicción sobre un caso concreto, pero cuando conocemos un caso concreto y nos piden predecir lo más frecuente su poder se reduce mucho.

La vida en nuestro planeta surgió relativamente pronto. Según los cálculos más conservadores hace 3.465 millones de años, y según los más extremos hace 4.100 millones. Cualquiera de esas opciones nos revela tiempos brevísimos, teniendo en cuenta que la Tierra se formó hace 4.500 millones de años.

Hay una estadística diferente a la que nos enseñan en el instituto. Frente a la estadística frecuentista de los libros del colegio, está la estadística bayesiana.

Lo que los análisis de David Kipping arrojaron fue relativamente esperable. Si asumimos que la vida surgió hace 3.465 millones de años, pues sabemos a ciencia cierta que por aquel entonces ya había organismos, las posibilidades de que la vida sea un fenómeno de aparición temprano frente a que no lo sea son de tres a una (realmente 2,8 a 1).

No obstante, si tomamos la cifra más controvertida que apunta a la aparición de la vida hace 4.400 millones de años, las probabilidades cambian y se vuelven casi de nueve contra una a favor de que la vida es un fenómeno que surge rápidamente cuando se dan las condiciones idóneas.

Si nos quedamos con los números de forma superficial, diríamos que ha dado pruebas sobre que la inteligencia suele surgir de forma tardía con unas posibilidades de 3 frente a 2.

La innovación de Kipping fue usar inferencia bayesiana, así como introducir en su análisis el desarrollo de vida inteligente y no solo de vida, lo cual le permitió utilizar herramientas matemáticas diferentes, lo cual parece haber resultado en una respuesta más sólida.

Fuente y más información:

https://www.larazon.es/ciencia/20200614/3qa3tvxqejb2hhtckci7gdyxii.html

https://www.pnas.org/content/117/22/11995

https://vixra.org/abs/1108.0003

https://www.pnas.org/content/early/2011/12/21/1111694108

Así es el grado de informática y matemáticas: por qué es tan valorado y dónde se puede estudiar

El doble grado de Ingeniería Informática y Matemáticas es una de las titulaciones que está en auge dentro del panorama universitario.

Las grandes empresas están invirtiendo en Inteligencia Artificial y la profesión de científico de datos tiene tanta popularidad como escasez de profesionales. Es en esta coyuntura donde las distintas universidades españolas apuestan por esta titulación.

Universidades de primer nivel como el MITOxford, el Imperial College o Paris-Sorbonne ofrecen el doble grado en Ingeniería Informática y Matemáticas, algo que también están haciendo una decena de facultades han replicado en España desde hace más de una década.

De cara al curso 2020-2021, el doble grado de Ingeniería Informática y Matemáticas se imparte en 17 universidades de España, estando casi la mitad de ellas ubicadas entre Madrid y Barcelona. Entre ellas, hay centros veteranos como la Autónoma de Barcelona o la de Madrid, o bien universidades donde recientemente se ha implantado como es el caso de Sevilla.

En concreto, en Madrid se oferta en las Universidades Autónoma y Complutense (360 créditos), la Rey Juan Carlos (327 créditos), la Politécnica (240 créditos), la Europea (378 créditos) y la Universidad de Tecnología y Arte Digital (345 créditos).

En Barcelona, las tres grandes universidades públicas ofrecen este doble grado, con 348 créditos en la Universidad de Barcelona, 379,5 en la Autónoma y 309 más el Trabajo de Fin de Grado en la Politécnica de Cataluña.

En Andalucía, se puede estudiar en la Universidad de Sevilla (360 créditos), la de Málaga (372 créditos) y la de Granada (369 créditos).

También se oferta en La Rioja, Murcia, Zaragoza, Valladolid, Santiago de Compostela y la Politécnica de Valencia.

La finalidad del doble grado es formar graduados que conozcan la naturaleza, los métodos y los fines más relevantes de las Matemáticas, que además posean conocimientos generales y específicos de Informática y de la interrelación entre ambas disciplinas.

Entre las capacidades técnicas que adquieren los graduados en la doble titulación, según la Universidad Autónoma de Madrid, están desde el diseño y desarrollo de programas de ordenador para resolver problemas hasta el análisis, diseño de redes y también la comprensión y utilización del lenguaje matemático y la resolución de problemas mediante habilidades de cálculo básico.

Como se puede observar en el cuadro de arriba, está entre las titulaciones con una nota de corte más elevada.

Los graduados en Ingeniería Informática y Matemáticas pueden trabajar en una gran cantidad de empresas y sectores muy diferenciados, como dirección de proyectos informáticos, analista de aplicaciones informáticas, programador de aplicaciones avanzadas o administración de sistemas informáticos avanzados.  También se pueden destacar la consultoría en informática, la auditoría, la enseñanza y el asesoramiento cientificotécnico e informático o ciertos sectores industriales, como el automóvil, el aeronáutico, o las compañías energéticas.

Leer más:

https://www.xataka.com/investigacion/asi-grado-informatica-matematicas-que-valorado-donde-se-puede-estudiar-1

A %d blogueros les gusta esto: