• Logo Biblioteca de la Universidad de Sevilla
  • Páginas

  • Categorías

  • RSS GME RSS

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Archivo de MATBUS

  • Comentarios recientes

    Mando a distancia te… en Nuevo curso, nuevo sitio del…
    AmongNosotros en Se inspira en el juego ‘Among…
    Jorge en Se inspira en el juego ‘Among…
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 133 seguidores más

Los matemáticos Meyer, Daubechies, Tao y Candès, Premio Princesa de Asturias de Investigación

Yves Meyer, Ingrid Daubechies, Terence Tao y Emmanuel Candès, líderes mundiales en el campo de las matemáticas, han sido galardonados con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2020.

El premio se les ha concedido por sus contribuciones pioneras y trascendentales a las teorías y técnicas matemáticas para el procesamiento de datos.

Yves Meyer e Ingrid Daubechies han sido reconocidos por su contribución al desarrollo de la moderna teoría matemática de las ondículas (wavelets), que permite visualizar lo que no podemos ver y escuchar lo que no podemos oír.

También se ha premiado la colaboración entre Terence Tao y Emmanuel Candès y sus aportaciones en las técnicas de percepción comprimida (compressed sensing) así como sus avances en imágen médica y otras pruebas diagnosticas derivadas de esta.

La entrega de los Premios Princesa de Asturias está prevista para el próximo 16 de octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo.

Fuente:

https://www.niusdiario.es/ciencia-y-tecnologia/ciencia/meyer-daubechies-tao-candes-premio-princesa-asturias-investigacion-cientifica-tecnica_18_2967570053.html

Biomatemáticas: los secretos numéricos de la biología

Las biomatemáticas traducen los procesos dinámicos de la biología en modelos numéricos.

William Moses Feldman acuñó la palabra en 1923, cuando tituló un artículo que serviría para bautizar un campo de conocimiento que ahora cuenta con disciplinas tan relevantes como la bioinformática, la bioestadística o la biología computacional.

Feldman nació en Rusia y llegó a Inglaterra, donde estudió y ejerció la medicina, con especial atención a la salud y la higiene infantil. Se interesó por la clave numérica de algunas de las dinámicas más habituales de sus pacientes.

Desde los sencillos “principios matemáticos para estudiantes de biología” de Feldman, las biomatemáticas han evolucionado hasta afianzarse como una de las herramientas más prometedoras para la medicina o la genética.

Otra figura destacada es Nicolas Rashevsky (1899-1972), un físico teórico ucraniano que ejerció como profesor en Estados Unidos. Publicó 15 años después de Feldman el que se considera el primer texto científico sobre Biología Matemática: Biofísica matemática: fundamentos físico-matemáticos de la biología , y un año después creó la primera revista especializada en el tema, The Bulletin of Mathematical Biology.

Elaboró el primer modelo de redes neuronales y contribuyó durante toda su carrera como profesor e investigador a la divulgación de las biomatemáticas.

Algunos grandes proyectos científicos de la historia, como El Proyecto del Genoma Humano o el del Microbioma Humano, son posibles gracias a la aplicación de la bioinformática, una rama de las biomatemáticas que permite procesar grandes cantidades de información biológica, como datos moleculares y genéticos.

Gracias a la biología matemática, la unión de una molécula de ADN se estudia desde la Teoría de Nudos, por ejemplo, y la abstracta Teoría de Grupos se utiliza para explicar la forma de caminar de los animales.

Otro de los grandes nombres de las biomatemáticas fue Alan Turing, que se interesó por los procesos que condicionan las formas particulares de cada organismo (morfogénesis), dejando como legado unas ecuaciones muy útiles en el análisis de la la cicatrización de heridas.

Leer más:

https://invdes.com.mx/ciencia-ms/biomatematicas-los-secretos-numericos-de-la-biologia/

El origen matemático del dígito de control “escondido” en el DNI

Los dígitos de control son unos números (a veces letras) que acompañan a algunos datos, como por ejemplo, el DNI, los números de cuenta corriente o el ISBN de los libros. Su finalidad es controlar la veracidad de los datos a los que acompañan.

Se obtienen como resultado de una operación matemática sobre los números a los que van asociados.

La letra del DNI es un dígito de control que se incluyó por razones de seguridad.

Para calcularla se divide el número correspondiente (los 8 dígitos sin letra) entre 23 y después se toma el resto de dicha división.

Por ejemplo, si tenemos el DNI 12345678 al dividirlo por 23 el resto de la división es 14. A cada número de 0 a 22 se le hace corresponder una letra según la tabla siguiente:

En este caso, corresponde la Z.

Por su parte, las cuentas corrientes incorporan varios dígitos que son dígitos de control y que al igual que en el caso del DNI se obtienen realizando una cuenta secreta.

Existen herramientas matemáticas que permiten no sólo detectar que se ha cometido un error, si no que posibilitan el identificar el error que se ha cometido pudiendo así corregirlo. Son los códigos detectores de errores.

Fuente:

https://www.abc.es/ciencia/abci-origen-matematico-digito-control-escondido-202006220211_noticia.html

Las matemáticas detrás de los aviones aliados de la Segunda Guerra Mundial

Durante los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, los aviones que más bajas presentaban entre los aliados fueron los bombarderos, por su enorme tamaño, lentitud y trayectoria predecible.

Por ello, se pensó en robustecer el blindaje de los bombarderos, hacerlos más resistentes al fuego enemigo y a los aviones de caza alemanes.

En un principio se asumió que las zonas del avión con mayor número de impactos eran las áreas más frágiles y las que se deberían reforzar.

El ejército solicitó la colaboración de un grupo de expertos matemáticos de la Universidad de Columbia, donde se encontraban figuras tan prominentes como W Allen Wallis, Frederick Mosteller, Jacob Wolfowitz o Leonard Jimmie Savage.

Pero el personaje clave de esta historia fue Abraham Wald (1902-1950), que desarrolló el análisis secuencial. Propuso reforzar las zonas del avión donde no había impactos. Partió de la base de que no había aviones perdidos sin impactos y calculó las probabilidades de ser derribado en función del número de detonaciones recibidas.

Estimó en un 15% la probabilidad de ser derribado por un solo disparo, pero en función de la geografía del avión en la que se producía podía oscilar entre un 2 y un 39%.

En honor a él, se bautizó con su nombre una prueba estadística paramétrica –la prueba de Wald- que sirve para poner a prueba el verdadero valor de un parámetro en base a la estimación de la muestra.

Leer más:

https://www.abc.es/ciencia/abci-matematicas-detras-aviones-aliados-segunda-guerra-mundial-202006210220_noticia.html

Las matemáticas predicen cuál es tu cosmética a medida

Gracias a unos cálculos matemáticos, Shampora fabrica champú, acondicionador y Leave-In, con los mejores ingredientes. El concepto de algoritmo se basa en una serie de operaciones matemáticas que se ejecutan con un objetivo.

En este caso, se basa en un puntaje asignado a cada una de las posibles respuestas que el cliente da a las preguntas de un cuestionario en la web.

El algoritmo estudia la mejor composición combinando los ingredientes que mejor encajan en su caso. A continuación, entra el equipo de laboratorio de Shampora, que trabaja, en forma de operaciones y cálculos, hasta identificar la fórmula correcta en cada caso particular.

Por último, entra en escena la Inteligencia artificial, que interviene cada vez que un cliente lanza comentarios sobre el producto recibido.

Fuente:

https://www.elespanol.com/corazon/estilo/20200622/matematicas-predicen-cosmetica-medida-crea-propio-champu/498200606_0.html

Un estudio matemático achaca al colapso sanitario más de la mitad de muertes por coronavirus en Castilla-La Mancha

Según el estudio matemático COVIDModel.es, efecutado por la plataforma internacional #NoMorePandemics, el colapso sanitario es la causa de más de la mitad de los fallecimientos por coronavirus en Castilla-La Mancha.

De este cálculo se deduce que de las 5.860 personas que murieron en la región a consecuencia del coronavirus, en torno a 3.660 lo hicieron por no haber podido recibir una atención sanitaria adecuada en el peor momento de la crisis.

Otra conclusión del estudio es que este incremento de la mortalidad es mucho más alto en el caso de las personas mayores de 74 años: el 1 de abril, día con mayor saturación hospitalaria en la región, la probabilidad de que una persona mayor de 74 años contagiada de coronavirus falleciera, se cuadriplicó, pasando del 10 % al 40 %.

COVIDModel.es ha puesto por primera vez en relación el número de personas infectadas del estudio del Instituto Carlos III con las muertes recién publicadas por el Instituto Nacional de Estadística, logrando como resultado la evolución de las tasas de mortalidad en Castilla-La Mancha y el resto de España como consecuencia del colapso hospitalario.

Leer más:

https://www.eldigitalcastillalamancha.es/actualidad/609655388/Un-estudio-achaca-al-colapso-sanitario-la-mitad-de-muertes-por-COVID-19-en-Castilla-La-Mancha.html

El Grado en Matemáticas de la Universidad de Almería se especializa para mejorar el futuro laboral de sus estudiantes

El Grado de Matemáticas es una de las titulaciones clásicas de la Universidad de Almería continúa mejorando año a año en calidad y en demanda.

El próximo curso 2020/2021 empezarán a impartirse ocho nuevas asignaturas optativas, lo que va a permitir una cierta especialización en los graduados.

Las menciones serán tres: ‘Ingeniería matemática’ -pensada para salidas profesionales en empresas de informática y telecomunicaciones, industria, gestión de proyectos y trabajos técnicos-; ‘Matemáticas fundamentales’ –pensada para perfiles profesionales de docencia e investigadores en I+D+i-; y ‘Matemáticas y finanzas’, orientada para trabajos en el sector bancario, de consultoría y prospección de mercados y análisis de riesgos.

El Grado de Matemáticas de la Universidad de Almería sigue cada año recibiendo solicitudes de cientos de estudiantes. El año pasado se ofertaron 75 plazas que fueron cubiertas por solicitantes que habían aprobado las pruebas de acceso a la universidad en la convocatoria de junio. En primera adjudicación entraron en el grado los estudiantes cuya calificación en dichas pruebas había llegado a 11,050 puntos. En la última adjudicación, a mediados de octubre, la nota de corte llegó hasta 9,702.

Fuente y más información:

http://www.almeria24h.com/noticia.php?noticia=51234

Investigador mexicano crea modelo matemático que predice casos de coronavirus

Chaos, Solitons & Fractals, revista líder en el campo interdisciplinario de la ciencia no lineal, publicó en línea el pasado 29 de mayo el artículo Modeling and prediction of COVID-19 in Mexico applying mathematical and computational models (Modelado y predicción de Covid-19 en México aplicando modelos matemáticos y computacionales).

Uno de sus autores es Roberto Agustín Conde Gutiérrez, investigador de tiempo completo de la Universidad Veracruzana (UV), que dio a conocer que el proyecto consiste en modelar y predecir el número de casos posibles de coronavirus que puedan presentarse en México a través de modelos matemáticos y computacionales.

También han colaborado en el artículo Oscar Torrealba Rodríguez, profesor de la Universidad Politécnica del Estado de Morelos (UPEMor); y Ana Laura Hernández Javier.

Los modelos matemáticos aplicados son el Gompertz y el logístico, basados en ecuaciones diferenciales. Por otra parte, en el modelo computacional se aplican las redes neuronales artificiales acopladas con otros algoritmos de inteligencia artificial.

El modelo Gompertz ha demostrado tener la mejor predicción al pronosticar 47.576 casos para el 16 de mayo, con respecto a los 47.144 reportados por el Comunicado Técnico Diario.

Leer más:

https://eldemocrata.com/investigador-creo-modelo-matematico-que-predice-casos-de-covid-19/

Últimos días para realizar el curso COE 19/20

El próximo 30 de junio deja de estar disponible el curso COE de Competencias digitales y Técnicas de Estudio en la plataforma de enseñanza virtual para los alumnos de nuevo ingreso.

¿Para qué te va a servir? ¿Qué vas a aprender con este curso virtual?

  • Te facilitará el aprendizaje y potenciará tus habilidades digitales (en el uso de las TIC y gestión de la información).
  • Aprenderás las técnicas de estudio más eficaces.
  • Descubrirás qué servicios informáticos te ofrece la Universidad de Sevilla: cómo acceder a ellos, software disponible, recursos que puedes encontrar en la red, cómo adquirir tu identidad digital.
  • Y además te ayudamos a buscar y localizar la información útil para tus trabajos de clase, a evaluarla y a respetar los derechos de autor, citando las fuentes y estableciendo “tu privacidad” en la red. La Biblioteca no tendrá secretos para ti.

Ficha del curso. PDF

Recuerda que una vez hayas superado el curso, obtendrás un certificado de reconocimiento académico y podrás solicitar 1 CRÉDITO optativo.

¿Cómo puedes hacerlo? Desde la plataforma de enseñanza virtual (http://ev.us.es), con tu Usuario virtual.

¿Cómo consiges tu crédito y tu certificado? Una vez que hayas superado el curso COE, y realizada la encuesta de satisfacción, recibirás un correo-e con la información sobre cuándo podrás recoger tu certificado y solicitar tu crédito en la Secretaría de tu Centro (en aquellos grados cuyos planes de estudio lo permitan), a partir de octubre de 2020.

Más información: https://bib.us.es/cursos_orientacion

La relación entre la música y las matemáticas

Tanto en la música como en las matemáticas se conjuntan, en perfecto equilibrio, los principios del tiempo y del espacio.

En el siglo VI a.C. Pitágoras y sus discípulos elaboraron el currículum del conocimiento humano de las ciencias en el llamado ‘Quadrivium’ (que permaneció durante la Edad Media) en el que eran de obligatorias la geometría, la aritmética, la música y la astronomía, como saberes exactos, y en el ‘Trivium’, donde la gramática, la dialéctica y la retórica eran los pilares racionales del saber humano.

Pitágoras concibió la música como el “discreto cuántico relativo de lo inmutable”. Estudió el intervalo del tiempo acústico entre los armónicos sonoros que configuran las notas musicales.

Mucho después, Mozart, en 1777 creó un Juego de Dados Musical para escribir valses con la ayuda de dos dados sin ser músico ni saber nada de composición. Escribió 176 compases adecuadamente y los colocó en dos tablas de 88 elementos cada una.

Estaban numeradas en horizontal del I al VIII y en vertical del 1 al 12, con lo que tirando los dos dados a la vez se obtienen 11 números posibles (del 2 al 12), lo que ofrecería 1114 valses diferentes en cálculos algebraicos, es decir 3.797498335832 (10 a la potencia de 14).

Por otra parte, la banda de Moebius fue descubierta en 1818 por los físicos alemanes August Ferdinand Möbius y Johan Benedit Listing, un siglo largo después de que ya Bach la pusiera en música. En este caso, tenemos otra demostración de que la música se ha adelantado a las matemáticas.

Fuente:

https://www.beckmesser.com/musica-y-matematicas/

A %d blogueros les gusta esto: