• Logo Biblioteca de la Universidad de Sevilla
  • Páginas

  • Categorías

  • RSS GME RSS

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Archivo de MATBUS

  • Comentarios recientes

    Escolares Campeones… en Perú ocupa primer lugar en Mat…
    Saludable en Software para escaparates inte…
    ActivoSaludable.com en Software para escaparates inte…
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 76 seguidores

Más allá de Alan Turing: los matemáticos que combatieron el nazismo

1507887388_277386_1507888217_noticia_normal_recorte1

Durante la Segunda Guerra Mundial muchos matemáticos se integraron en el Ejército Aliado, especialmente en el Reino Unido. El gobierno de Winston Churchill creó grupos de trabajo en centros y laboratorios, dedicados a campos de la ciencia prioritarios para la batalla.

Alan Turing es el más famoso de los matemáticos británicos involucrados en la Segunda Guerra Mundial, pues descifró el código de comunicación secreta de los nazis, sentando las bases del uso de ordenadores para resolver problemas al utilizar una secuencia de pasos lógicos. Su colaboradora Joan Clarke fue una de las pocas mujeres matemáticas que se involucró desde el principio en la guerra.

Más allá de la criptografía, hubo matemáticos dedicados al estudio de material militar. En Kent, Nevill Francis Mott, premio Nobel de Física en 1977, dirigió un grupo en el que estaban Leslie Howarth, dedicado a la mecánica de fluidos, Ian Sneddon y Rodney Hill, especializados en sólidos, y James Hardy Wilkinson, experto en análisis numérico. Allí se estudió el primer misil balístico del mundo (el V-2), construido por los nazis y lanzado por primera vez en 1944.

Después guerra, estos matemáticos regresaron al mundo académico. Rodney Hill comenzó su doctorado en Cambridge en 1946, y lo finalizó dos años después. Publicó dos artículos, uno en 1948 y otro en el 1950, que crean los fundamentos de la llamada teoría de la plasticidad dentro de la termodinámica. Su director de tesis, Egon Orowan, había llegado a Reino Unido en 1937 huyendo de los nazis, y también trabajó al servicio del gobierno inglés durante la guerra. En 1944, sus estudios identificaron la causa de la rotura de los llamados barcos de la libertad (Liberty ships), que eran enviados desde Estados Unidos para abastecer con todo tipo de material a los aliados en Europa.

Otro grupo de investigadores del Reino Unido, bajo la dirección de Patrick Blackett, que sería también Nobel de Física, logró mejoras en el uso de radar aéreo para localizar los submarinos alemanes entre 1942 y 1945. Sus trabajos dieron nacimiento a la investigación operativa, que consiste en el uso de modelos y datos estadísticos para tomar decisiones.

Leer más:

https://elpais.com/elpais/2017/10/13/ciencia/1507887388_277386.html

 

Anuncios

Solución cuántica al reto matemático de factorizar en números primos

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid han abordado el problema de factorizar grandes cifras en número primos con un dispositivo cuántico que simula la aritmética, en vez de calcular.

Muchos algoritmos de criptografía actuales dependen de la complejidad de la factorización de números primos con cientos de dígitos para mantener la información privada segura.

El problema de factorización es uno de los mayores problemas no resueltos en informática. En un estudio publicado en Physical Research Letters, José Luis Rosales y Vicente Martín, de la Universidad Politécnica de Madrid, han logrado una aproximación diferente a este problema, demostrando que la aritmética utilizada en factorizar números en sus factores primos puede traducirse en la física de un dispositivo que simula físicamente la aritmética

Las contribuciones del trabajo tienen dos aspectos: en matemáticas puras y en criptografía aplicada.  Trata de redefinir el problema de factorización introduciendo una nueva función aritmética que podría asignarse a la física del simulador cuántico y corresponder a los valores de energía.

Fuente:

http://www.europapress.es/ciencia/laboratorio/noticia-solucion-cuantica-reto-matematico-factorizar-numeros-primos-20161128171039.html

 

Francesc Castellà, el joven investigador de Princeton que se enfrenta al problema matemático del millón de dólares

1475594514_710911_1475614968_noticia_normal_recorte1

Francesc Castellà, investigador de Princeton de 30 años,  se enfrenta a la conjetura de Birch y Swinnerton-Dyer, uno de los siete problemas matemáticos del milenio, cuya resolución será recompensada por el Instituto Clay de Matemáticas con un millón de dólares cada uno. Fue enunciada en 1965 por los matemáticos británicos Bryan Birch y Peter Swinnerton-Dye. Víctor Rotger (que fue tutor de Castellà) ha intentado exponerlo en un lenguaje accesible y en 50 páginas.

La conjetura de Birch y Swinnerton-Dyer sostiene que existe una forma sencilla de averiguar si unas ecuaciones que definen curvas elípticas tienen un número finito o infinito de soluciones racionales.

Castellà recibió el premio Vicent Caselles, otorgado a jóvenes investigadores brillantes por la Real Sociedad Matemática Española y la Fundación BBVA. Antes de Princeton, fue profesor adjunto en la Universidad de California (Los Ángeles). Y antes se doctoró en la Universidad de McGill, en Montreal (Canadá).

El joven investigador español admite que no sabe si la demostración de la conjetura de Birch y Swinnerton-Dyer tendría aplicaciones directas, aunque recuerda que las curvas elípticas son la base de uno de los métodos más utilizados en sistemas de criptografía.

Su tesis doctoral desarrolló una nueva perspectiva en la construcción de Howard de puntos de Heegner asociados a familias de Hida, dando lugar a importantes avances en la conjetura de Bloch-Kato.

Leer más:

http://elpais.com/elpais/2016/10/04/ciencia/1475594514_710911.html

 

Matemáticas y literatura : notas de una conferencia

Hola a todos:
Como sabéis asistimos el jueves pasado a la Conferencia “Matemáticas en la Biblioteca” de la mano de la profesora Marta Macho Stadler y queremos aportar nuestro granito de arena con este post que pretende dar a conocer un poco el contenido de dicho evento.

La Conferencia pretendía (y lo consiguió) sobre todo mostrar como las Matemáticas están en todos los aspectos de la vida de muchas formas. De una manera muy amena, Marta Macho nos llevó de la mano y con su voz por un recorrido plagado de letras y matemáticas.

Primero se nos mostró las similitudes entre el propio lenguaje y las matemáticas con palabras como Elipse – elipsis ; Hipérbola – hipérbole o Parábola. Desde aqui nos adentramos en las Matemáticas como lenguaje universal y la conferenciante nos hizo la lectura de párrafos tomados de importantes ejemplos de la literatura como:

– El planeta de los simios.Los viajes de Gulliver
– Mario de Marcel Pagnol.
– Los viajes de Gulliver.
– Rhinocéros de Ionesco.
– Alicia volátil de Sofia Rhei.
– Hasta Don Juan Tenorio de José Zorrilla que realiza una cuenta para sus conquistas.

El titual de MusgraveDe aqui pasamos al empleo del Teorema de Thales que sirve para solucionar el misterio, como en la novela de Arthur Conan Doyle y su maravilloso personaje de Sherlock Holmes en el “Ritual de Musgrave”. Edgar Alan Poe (1809-1849), al que Neruda se refería como “Tinieblas matemáticas” utiliza un problema criptográfico en “El escarabajo de oro”.
El escarabajo de oro
La Funciones le sirven a Tolstoi en la novela “Guerra y Paz” para demostrar que Naopoleón es el diablo, la bestia porque su nombre equivale al 666.

De aqui pasamos a la Poesía y vemos como la métrica está inundada de Matemáticas, por ejemplo en las Sextinas (Ana Nuño “Sextina de mis muertos”) que son permutaciones de orden 6.

Gracias a la conferencia hemos podido conocer a Raymond Queneau y su obra “Cent milliards de poèmes” un libro imposible de leer y que es pura combinatoria. Cent milliards de poèmes

También hemos recorrido el género del cómic con Étienne Lécroart y su obra “Cercle vicieux” un comic palidrómico u “Ovni” de Fabrice Parme concebido como un árbol de probabilidad.

Esto ha sido todo … mientras nos quedaremos “Esperando a Gödel” porque desde la Literatura también podremos ver y comprender las Matemáticas.
esperando

A %d blogueros les gusta esto: