• Logo Biblioteca de la Universidad de Sevilla
  • Páginas

  • Categorías

  • RSS GME RSS

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Archivo de MATBUS

  • Comentarios recientes

    Danza y matemáticas… en Danza y matemáticas
    eformacionic en “LaLiga Santander Explic…
    Universidad Nacional… en Universidad Nacional de Costa…
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 129 seguidores más

Las matemáticas ocultas detrás de la obra de Salvador Dalí

Desde su juventud, Salvador Dalí se interesó por la ciencia y prueba de ello son los ejemplares de libros y revistas científicas que se encontraron en su biblioteca.

Las matemáticas no quedan fuera de su obra. Por ejemplo, Leda Atómica contiene una composición basada en la proporción áurea, como también lo hace Taza gigante volando, con apéndice incomprensible de cinco metros de largo.

Dalí fue un apasionado de los cubos y la estructura cúbica, como se ve, sobre todo, en Crucifixion (Corpus Hypercubus), en el que representa a Jesús crucificado en un hipercubo.

El hipercubo vuelve a ser un análogo, pero esta vez en un espacio con cuatro dimensiones. La figura que aparece en el cuadro sería el desarrollo tridimensional del hipercubo de dimensión 4. Dalí representa a Jesús en una dimensión mayor. Sin embargo, María está llorando abajo, en la Tierra, donde se ve la sombra (bidimensional y representada en color granate en el cuadro) del hipercubo que forma la cruz. La comprensión de la cuarta dimensión llevó al pintor a entablar una amistad y colaboración con el matemático Tomas Banchoff.

Otro cuadro que demuestra la relación de Dalí con los cubos es A propósito del «Discurso sobre la forma cúbica» de Juan de Herrera. Juan de Herrera fue el arquitecto del monasterio de San Lorenzo del Escorial y fundador y primer director de la Academia de Matemáticas y Delineación, que más tarde se transformaría en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Este cuadro tiene una curiosidad combinatoria: en las caras del cubo descrito aparece representado en muchas direcciones el texto Silo princeps fecit.

Una de las facetas más desconocidas de Salvador Dalí es la de diseñador del logotipo de la marca Chupa-Chups. En 1969, la compañía le pidió que se encargara de mejorar la imagen de la marca. El trabajo fue bueno, puesto que 50 años después sigue utilizándose el diseño que realizó, que está basado en la gráfica de la curva r=sen(4θ/3) en coordenadas polares.

Otra referencia esencial en la relación de Salvador Dalí con las matemáticas es el hecho de que conociese a Martin Gardner, la persona que durante muchos años publicó la columna de juegos matemáticos en la revista Scientific American. Cuenta Gardner que varias veces quedaron en Nueva York y que Dalí era lector de sus escritos y hablaban sobre ciencia y, en concreto, sobre ilusiones ópticas.

Leer más:

https://www.abc.es/ciencia/abci-matematicas-ocultas-detras-obra-dali-202001250131_noticia.html

https://theconversation.com/salvador-dali-el-gran-cientifico-que-nunca-recibio-clases-130253

A %d blogueros les gusta esto: