• Logo Biblioteca de la Universidad de Sevilla
  • Páginas

  • Categorías

  • RSS GME RSS

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Archivo de MATBUS

  • Comentarios recientes

    Mando a distancia te… en Nuevo curso, nuevo sitio del…
    AmongNosotros en Se inspira en el juego ‘Among…
    Jorge en Se inspira en el juego ‘Among…
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 133 seguidores más

Las simetrías de las ecuaciones del universo

Desde hace siglos, la física se ocupa de imaginar y comprender el funcionamiento del universo, para después describirlo empleando ecuaciones matemáticas. En muchas ocasiones, estas ecuaciones son muy difíciles de resolver o interpretar. Pero hay una interesante característica de algunos sistemas físicos que nos ayuda en esta labor: la simetría.

Los sistemas con simetría permanecen invariantes al aplicarles cierta transformación. Por ejemplo, el cuadrado tiene una simetría de rotación, ya que si se gira 90 grados (o sus múltiplos, 180, 270…) en torno a su centro, se mantiene igual. No obstante, si elegimos un ángulo distinto de los anteriores, el cuadrado resultante no coincide con el inicial.

Emmy Noether (1882-1935) descubrió que estas simetrías continuas ayudan a entender las leyes físicas y a resolver sus ecuaciones. El famoso teorema de Noether afirma que, cuando un sistema físico posee una simetría continua, aparece una cantidad que se conserva durante la evolución del sistema.

Aunque este teoremasupone un instrumento fundamental para entender y simplificar los sistemas que poseen simetrías, aún se puede ir más allá, como hicieron durante los años 70 del siglo pasado matemáticos como Kenneth Meyer, Jerrold Marsden o Alan Weinstein en la denominada teoría de reducción.

Veamos un ejemplo. Supongamos que queremos describir una vasija de arcilla elaborada con un torno. Debido al movimiento de rotación con el que ha sido creada, la vasija tiene simetría de revolución. Para conocer el diseño de toda la vasija es suficiente con conocer su perfil. Así, se ha reducido la geometría de la vasija (un volumen) a la geometría de su perfil (una superficie) gracias a la simetría de revolución. Podríamos estudiar cualquier proceso que respete esta simetría solamente analizando lo que sucede en el perfil.

Tanto la teoría de reducción, como el teorema de Noether surgieron dentro de la mecánica geométrica, pero fueron extendidos a las llamadas teorías de campos, que constituyen una generalización de las ideas de la mecánica geométrica a contextos más amplios. Esto hace que sean de utilidad en un gran número de problemas físicos, desde cuestiones de la mecánica de fluidos, hasta de la física de partículas elementales.

Leer más:

https://elpais.com/ciencia/2020-09-21/las-simetrias-de-las-ecuaciones-del-universo.html

Investigadores de la Universidad de Jaén aplican ecuaciones matemáticas para predecir la calidad del aceite de oliva virgen extra

Investigadores del grupo Ingeniería Química y Ambiental de la Universidad de Jaén han elaborado nuevos modelos matemáticos basados en ecuaciones para predecir la calidad del aceite de oliva virgen extra y optimizar su proceso de elaboración.

Este equipo ha obtenido diversos modelos matemáticos que permiten predecir la calidad final del aceite a partir de la variación de diversos factores tecnológicos y agronómicos implicados en su producción.

Los modelos se basan en tratamientos estadísticos que permiten, mediante la modificación de ciertos aspectos técnicos de la producción del aceite, predecir el efecto en el aceite resultante, ya sea enriqueciendo o reduciendo la presencia de determinados compuestos fenólicos con capacidad antioxidante o inflamatoria.

Los factores tecnológicos que contempla este conjunto de ecuaciones matemáticas son los siguientes: el tamaño de la criba del molino de martillo que muele la aceituna, el tiempo y la temperatura de batido para la pasta molida de aceituna, y las dosis de coadyuvante tecnológico que se utilizan para mejorar el rendimiento de la aceituna.

Estos nuevos modelos son no sólo un instrumento para predecir la calidad del aceite de oliva, sino también sirven para facilitar la automatización de su producción en las almazaras.

Los investigadores de la Universidad de Jaén que participan en este proyecto (Modelado y optimización del proceso de elaboración de aceites de oliva para la mejora de sus características organolépticas), financiado por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, son Diego Fernández, Juan Vilar, Cristóbal Cara, Antonia de Torres y Manuel Moya y Francisco Espínola.

Fuente:

https://www.europapress.es/andalucia/noticia-investigadores-uja-aplican-ecuaciones-matematicas-predecir-calidad-aceite-oliva-virgen-extra-20181210143804.html

A %d blogueros les gusta esto: