• Logo Biblioteca de la Universidad de Sevilla
  • Páginas

  • Categorías

  • RSS GME RSS

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Archivo de MATBUS

  • Comentarios recientes

    Melanicastillo en Sofía XT, una web para mejorar…
    Nahomi Lucero Azuara… en Nahomi Lucero Azuara, de Tamau…
    La Guía de Matemátic… en La Guía de Matemáticas cumple…
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 124 seguidores

El científico que da nombre al ‘Nobel de las Matemáticas’

Niels H. Abel, el matemático noruego más importante de todos los tiempos, murió hace 190 años un 6 de abril, con 26 años. Aunque apenas fue reconocido en vida, obtuvo grandes logros en el campo de las funciones abelianas y demostró el ahora conocido como teorema de la imposibilidad de Abel.

Para la ecuación general de segundo grado ax²+bx+c=0, existe esta fórmula. La aprenden de memoria todos los escolares y viene dada por:

El científico que da nombre al ‘Nobel de las Matemáticas’

Ya en el Renacimiento se sabía cómo resolver mediante radicales las ecuaciones de grados 3 y 4. Sin embargo, durante años, todos los intentos para resolver la ecuación general de quinto grado fracasaron.

En 1825 Abel logró una beca para poder visitar otras ciudades europeas y ampliar sus contactos con otros matemáticos.

En Berlín conoció a August L. Crelle, un ingeniero fascinado por las matemáticas. Su interés por la ciencia lo llevó a fundar en 1826 la “Revista de Crelle”, la primera revista matemática que no provenía de una academia.

En su visita a París fue recibido fríamente, y no pudo publicar ningún artículo, ni siquiera uno de sus mejores resultados, la llamada “Memoria de París”, donde sentaba las bases del teorema de Abel-Jacobi.

En mayo de 1827 volvió a Noruega enfermo y arruinado. Murió de tuberculosis el 6 de abril de 1829.

Dos días después, llegó a Noruega una carta que le comunicaba que había conseguido una plaza en la Universidad de Berlín. Por esas fechas, la Academia de Ciencias francesa encontró “la Memoria de París” y decidió conceder el Gran Premio de Matemáticas de la Academia de Ciencias de París a Abel y al matemático alemán Karl G. Jacobi.

En honor a Abel varios términos matemáticos llevan su nombre: por ejemplo, grupos abelianos o funciones abelianas. Además, el gobierno noruego instituyó el Premio Abel en 2002, bicentenario de su nacimiento.

Leer más:

https://elpais.com/elpais/2019/04/29/ciencia/1556547925_193829.html

A %d blogueros les gusta esto: