• Logo Biblioteca de la Universidad de Sevilla
  • Páginas

  • Categorías

  • RSS GME RSS

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Archivo de MATBUS

  • Comentarios recientes

    Melanicastillo en Sofía XT, una web para mejorar…
    Nahomi Lucero Azuara… en Nahomi Lucero Azuara, de Tamau…
    La Guía de Matemátic… en La Guía de Matemáticas cumple…
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 119 seguidores

Rafa Argumedo, un genio matemático

Rafa Argumedo Solís, es un niño de 11 años que ha puesto en alto el nombre de Zacatecas, pues desde muy pequeño ha participado en competencias matemáticas obteniendo premios y muy buenos lugares; el más reciente, el primer lugar en la 19 Olimpiada Estatal de Matemáticas para Alumnos de Primaria y Secundaria (Onmaps) 2019.

Fue en el cuarto grado, a los 9 años, cuando tuvo su primera participación importante, tras destacaren los resultados de su escuela, zona escolar y obtener el primer lugar en la etapa estatal de la Olimpiada Mexicana de Matemáticas para Educación Básica (OMMEB).

En el curso de dos años, Rafa ha conseguido más de diez medallas y reconocimientos de etapas estatales y nacionales; en competencias como la OMMEB, la ONMAPS y la Olimpiada de Verano Online; los Campeonatos Nacional de Matemáticas GAU55, de Cálculo Mental; así como el Jalisco Talent Land, entre otros.

Su sueño es asistir a olimpiadas y concursos internacionales donde pueda representar dignamente a México.

Para 2020 tiene confirmada su participación en lo nacional dentro del Campeonato de Cálculo Mental y las OMMEB y ONMAPS.

Fuente:

http://ntrzacatecas.com/2019/12/09/rafa-argumedo-un-genio-matematico/

La vida de Hilda Geiringer, la olvidada y genial mujer que revolucionó las matemáticas

Hilda Geiringer nació en Viena en 1893. Realizó estudios de matemáticas y física en la Universidad de Viena.

Logró su doctorado en matemáticas en 1917, al año siguiente su tesis, en la que abordó trigonometría avanzada y elaboró una teoría generalizada para una serie de Fourier en dos variables, fue publicada en Monatshefte für Mathematik und Physik (Matemáticas y Física Mensual).

En 1921 se convirtió en asistente de Richard von Mises, el director del recién establecido Instituto de Matemáticas Aplicadas de la Universidad de Berlín (hoy Universidad Humboldt de Berlín).

Seis años después, a la edad de 34 años, Geiringer se convirtió en la primera profesora “Privadozent” de la universidad.

En 1930, a los 37 años, logró una de sus contribuciones más importantes a las matemáticas aplicadas. Cada vez se enfocaba más en las áreas de estadística, probabilidad y plasticidad.

La deformación plástica ocurre cuando fuerzas causan que un objeto se distorsione permanentemente. Von Mises estaba buscando formas de simplificar ecuaciones diferenciales que determinaran la deformación plástica en metales.

Geiringer encontró una forma de combinar dos condiciones dentro de una ecuación única, simplificando y acelerando enormemente el proceso para calcular la deformación. Esto es conocido ahora como las ecuaciones Geiringer.

Tras la llegada de los nazis al poder, en 1933, perdió su cargo en la universidad y se trasladó a Turquía, donde fue contratada por cinco años.

Allí persiguió múltiples ramas de investigación, publicó 19 artículos en inglés e incluso un manual de cálculo en turco. También condujo investigación innovadora en teoría de la probabilidad y genética mendeliana al configurar ecuaciones recursivas para estudiar la distribución de genotipos y tipos de sangre.

A finales de los años 30, se trasladó a Estados Unidos y se casó con von Mises en 1943.

Durante la Segunda Guerra Mundial, había una demanda de matemáticas aplicadas en Estados Unidos, sobre todo por la investigación vinculada a la guerra.

Pero a pesar de la demanda y las habilidades de Geiringer, debido a su género quedó descalificada para muchos empleos.

Después de cinco años en Bryn Mawr y de estar buscando empleo universitario, fue nombrada jefa del departamento de matemáticas en Wheaton College, otro colegio para mujeres en Norton, Massachusetts.

Se quedó en Wheaton, que le otorgó un doctorado honorario en matemáticas, hasta su retiro en 1959. Ese mismo año fue elegida miembro de la Academia Estadounidense de Artes y Ciencias.

Siguió haciendo investigación cuando tuvo tiempo, pero su proyecto más significativo fue compilar, editar y publicar en dos ediciones el libro que Von Mises dejó sin terminar tras su muerte en 1953: Probabilidad, Estadística y Verdad en 1964 y Teoría Matemática de Probabilidad y Estadística en 1957.

Leer más:

https://www.bbc.com/mundo/vert-fut-50503128

Olga Ladyshenskaya, matemática soviética

Olga Ladyshenskaya nació en la Rusia soviética. No pudo ir a la universidad en un principio. Finalmente estudió en la Universidad de Moscú y logró un doctorado.

Tuvo una espectacular carrera como profesora titular de la Universidad de Leningrado, presidenta de la Sociedad Matemática de San Petersburgo y miembro de la Academia de las Ciencias Rusa, entre otros.

Se convirtió en una de las pensadoras matemáticas más importantes del mundo gracias a sus investigaciones en ecuaciones diferenciales parciales y ecuaciones hiperbólicas. Sus conocimientos aún influyen en áreas como la oceanografía o la aerodinámica.

Vivió hasta los 81 años; recibió múltiples honores y una vez que cayó la Unión Soviética pudo viajar más en sus últimos años de vida para conocer y compartir con más miembros de la comunidad matemática internacional.

Leer más:

https://www.t13.cl/noticia/tendencias/mujeres-bacanas-olga-ladyzhenskaya-matematica-sovietica

Jim Simons, el matemático que inventó el grial financiero

James H. Simons (nacido en Newton, Massachusetts en 1938) es un hombre polifacético: matemático brillante, aventurero y empresario en Colombia, hacker para el Ejercito de Estados Unidos, filántropo, donante del Partido Demócrata y el mejor inversor de la Historia.

Con 20 años, se graduó en matemáticas en el prestigioso M.I.T. y tres años después obtuvo el doctorado en la Universidad de Berkley (California). Su campo de especialización fue la topología: la teoría Chern-Simons (sobre topología cuántica tridimensional) le ha dado un amplio reconocimiento académico.

Con 26 años fichó por la Agencia de Seguridad Nacional (la NSA, que depende del Ejército de Estados Unidos) para ayudar a descifrar códigos los códigos de comunicaciones de la Unión Soviética, en plena Guerra Fría, siguiendo los pasos de Alan Turing.

A los 30 años, fue escogido por el rector de la Universidad Stony Brook (en Long Island) para crear y dirigir un nuevo departamento de matemáticas.

A finales de los 70, Simons, había conseguido todo lo que se proponía. Necesitaba nuevos retos, decidió probar suerte con las inversiones financieras y fundó la gestora Renaissance Technologies.

Se ha distinguido por su habilidad para atraer y retener el talento, además de su capacidad para formar equipos humanos que combinen la colaboración con el afán de superación.

En 2010 se retiró y cedió a Robert Mercer las riendas de Renaissance Technologies.

Leer más:

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/11/15/mercados/1573832063_381522.html

El olvidado matemático de Valladolid cuyo trabajo fue decisivo para derrotar a Hitler

Pasaron más de veinte años hasta que salió a la luz la forma en que los aliados habían descubierto el sistema de comunicaciones encriptadas que los nazis utilizaron en la Segunda Guerra Mundial: el código Enigma.

La primera mención fue hecha en 1967 por el militar polaco Władysław Kozaczuk en Battle for Secrets.

Después vinieron otros libros pero no mencionan a Faustino Antonio Camazón, el jefe de los siete matemáticos españoles que conformaban el “Equipo D”, que trabajó junto a Marian Rejewski y Alan Turing.

Su identidad permaneció oculta hasta bien entrado el siglo XXI. Ni siquiera su familia supo hasta veinte años después de su muerte en Jaca (Huesca), en 1982, que su labor de este había sido fundamental para acabar con Hitler.

La primera pista en España de este matemático la comenzó a seguir el profesor de Física de la Universidad de Granada Arturo Quirantes, después de leer el libro Criptografía y Seguridad en Computadores, de Manuel Lucena, en el que se le mencionada brevemente.

Camazón murió sin desvelar su decisiva participación en la Segunda Guerra Mundial. En un reciente entrevista publicada por El Heraldo de Aragón, Luis Ballarín contaba las charlas de niño que tuvo con su tío Faustino, durante sus largas excursiones por el campo, sin darle entonces la importancia que tenía.

El matemático nació en Valladolid en 1901 y estudiado matemáticas en Madrid, donde fue enviado por sus padres. Allí aprendió francés, inglés y alemán y se convirtió en un alumno aventajado para su edad, destacando por su habilidad para los números.

Después, entró en la Policía Criminal de Madrid, se especializó en criptografía y pasó al servicio secreto español para servir durante las guerras coloniales españolas en África, donde aprendió árabe.

Durante la Guerra Civil, se exilió a Francia y fue a parar a un campo de concentración del sur. El oficial Gustave Bertrand fue a buscarlo para que le ayudara a reorganizar el servicio de inteligencia en el puesto de escucha conocido como PC Bruno.

Un equipo formado por quince polacos, nueve franceses y siete españoles descifró numerosos mensajes del Ejército nazi en los que se informaba de importantes operaciones a las que los Aliados podían anticiparse. Los cinco oficiales y los dos policías republicanos, con Camazón a la cabeza, se integraron perfectamente en el equipo de Bertrand, donde Marian Rejewski, Jerzy Różycki y Henryk Zygalski eran los responsables.

Cuando se anunció el fin de la guerra (septiembre de 1945), los servicios secretos de Estados Unidos intentaron reclutarlo, pero se negó, convencido de que Francia se había portado muy bien con él. Por eso aceptó otra oferta en el Deuxième Bureau del Ministerio de Asuntos Exteriores como experto en Latinoamérica y España.

Se jubiló en 1968 y regresó con su mujer a España. Se instaló en Jaca, donde recibe visitas de varios generales que deseaban conocer su experiencia en la Segunda Guerra Mundial. Pero aquella ya era para él viejas historias que no compartiría con facilidad. Allí permaneció tranquilo hasta su muerte el 19 de octubre de 1982.

Leer más:

https://www.abc.es/historia/abci-olvidado-matematico-valladolid-cuyo-trabajo-decisivo-para-derrotar-hitler-201911180042_noticia.html

Émilie du Châtelet, la matemática embarazada que corrió contra su sentencia de muerte

Cuando Émilie du Châtelet supo que estaba embarazada comprendió que tenía los días contados. Era 1749, tenía 42 años y en aquella época el parto tenía muchos riesgos.

Pero la noticia del embarazo la llevó a dedicarse incansablemente a la obra considerada su mayor legado científico.

El 4 de septiembre de 1749 dio a luz a su bebé y seis días después murió de una embolia pulmonar.

En alguno de los tres primeros días de ese mismo mes, Du Châtelet terminó su obra. Empezó como una traducción al francés del famoso libro de Isaac Newton Philosophiae naturalis principia mathematica, más conocido como Principia, se convirtió en un volumen de más de 500 páginas con objeciones y comprobaciones tanto propias como ajenas de las teorías del físico inglés.

Se publicaría 10 años después y marcaría a toda una generación de matemáticos y físicos franceses, al tiempo que sus ideas filosóficas la convertirían en una figura clave del Ilustración europea.

Sin embargo, a 270 años de su muerte, Du Châtelet es recordada casi exclusivamente por haber sido durante 15 años la amante de Voltaire (que no era el amante antes citado).

Leer más:

https://www.t13.cl/noticia/tendencias/bbc/Emilie-du-chatelet-la-matematica-embarazada-que-corrio-contra-su-sentencia-de-muerte-para-terminar-su-mayor-legado-cientifico

Cuando el primer ministro de Italia era un matemático

En la época moderna destaca el ejemplo de dos matemáticos de gran relevancia científica que llegaron a gobernar sus respectivos países: Paul Painlevé, primer ministro de Francia en 1917 y 1925, célebre por sus estudios sobre las singularidades de las ecuaciones diferenciales ordinarias, y el italiano Luigi Menabrea, que hizo importantes contribuciones a la computación y a la mecánica teórica.

Nacido en Chambéry (Saboya) en 1809, Luigi Federico Menabrea, matemático, ingeniero, general y político piamontés, tuvo una vida muy exitosa tanto en el ámbito científico como en el entorno social.

Una de sus primeras contribuciones científicas fue en el incipiente campo de la informática. Su ensayo, “Notions sur la machine analytique de M. Charles Babbage”, editado en Ginebra en 1842, describe las bases de una disciplina informática llamada arquitectura de datos.

Una de las aportaciones científicas más significativas de Menabrea es la elaboración de métodos variacionales en análisis estructural, que permiten hacer un estudio matemático de los esfuerzos internos que actúan sobre estructuras resistentes.

Menabrea efectuó gran parte de estas contribuciones mientras emprendía una brillante carrera militar y política. Alcanzó el grado de teniente general de ingeniería militar y participó en varias contiendas de las Guerras de la Independencia italianas. A partir de 1848 fue diputado en el parlamento piamontés, y en 1860 fue nombrado senador vitalicio del Reino de Italia, ministro de la Marina y de Fomento. Su trayectoria alcanzó su cumbre al desempeñar el cargo de primer ministro en tres gabinetes seguidos, de 1867 a 1869.

Finalmente, en 1892 se retiró de la vida pública cerca de Chambéry, donde murió en 1896.

Leer más:

https://elpais.com/elpais/2019/10/24/ciencia/1571914552_201727.html

A %d blogueros les gusta esto: